• Fachada CYTMA
  • Cabecera latas
  • Frescos
  • Elaboracion atun
  • Pescas
  • lab
  • sala
  • Receta

Buscar en toda la web

CalendarioEventos

 
      
 
 
 
 

 
 
 

 


Noticias

ANFACO-CECOPESCA abre una línea de investigación de excelencia en Virología y obtiene una nueva acreditación ENAC

ANFACO-CECOPESCA se convierte en el primer Centro de Galicia en obtener la acreditación ENAC para la detección de Norovirus y virus de la Hepatitis A en moluscos bivalvos.
Vigo, 27 de marzo de 2018. Fiel a su compromiso con la calidad y la seguridad alimentaria, ANFACO-CECOPESCA acaba de obtener de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), la ampliación de su alcance de acreditación (96/LE230) para la detección de Norovirus, Genogrupos I y II, y virus de la Hepatitis A por PCR a tiempo real en moluscos bivalvos. Se trata de una técnica de biología molecular de última generación basada en el análisis del material genético del patógeno, que presenta una alta sensibilidad lo que es fundamental debido a la baja dosis infecciosa de estos virus. Tan solo unos pocos laboratorios en España poseen este ensayo acreditado, y ANFACO-CECOPESCA es el único en la zona Noroeste del país. Este reconocimiento de ENAC se suma a otros ya obtenidos por este grupo de trabajo altamente cualificado, como es el alcance flexible para la categoría de detección de alérgenos mediante técnicas de PCR a tiempo real, que permite disponer de todos los alérgenos indicados en el Reglamento CE 1169/2011 dentro del alcance de acreditación, siendo el único centro nacional con una acreditación tan completa para el control de alérgenos. Este hecho, además, nos convierte en el único laboratorio de España que cuenta con una lista LEBA dividida en tres categorías: (1) detección de alérgenos y (2) detección de especies, ambas categorías aplicadas a alimentos para consumo humano, animal, y soportes; e (3) identificación de especies o géneros en alimentos para consumo humano y animal (excepto crustáceos y bivalvos diferentes al mejillón), y soportes; usando en todos los casos técnicas moleculares innovadoras, y convirtiéndonos en una referencia nacional en desarrollo de metodologías analíticas al servicio de las empresas mar-alimentarias y su apuesta por la calidad.
 
 
La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) determinó, en el año 2008, que los Norovirus y el virus de la Hepatitis A son los virus que deben tener el mayor control por cuestiones de seguridad alimentaria, basándose en la incidencia de casos y en la posibilidad de transmisión por medio de su ingesta. Se trata de virus entéricos, es decir, de transmisión fecal-oral, y representan una causa común de intoxicación alimentaria a nivel global, provocando en muchos casos episodios de gastroenteritis y hepatitis agudas. Se estima que la proporción de enfermedades víricas atribuidas a los alimentos se encuentra en torno al 5% para el virus de la Hepatitis A y casi el 50% para el Norovirus. Diversos estudios han constatado que estos virus se inactivan por tratamiento térmico, o la combinación de este con otros métodos como las altas presiones, lo cual es efectivo para bivalvos destinados a la fabricación de conservas, sin embargo, el problema reside en los moluscos que se consumen crudos, para los que es fundamental instaurar sistemas de control adecuados.
 
Los virus entéricos llegan a los alimentos principalmente a través del agua, ya sea por contaminación del medio acuático en zonas concretas que acaban infectando a los moluscos bivalvos, o por el uso de aguas contaminadas para el regadío de frutas y verduras. Existen otras causas de contaminación, debidas principalmente a errores de manipulación por personas en caso de utilizar prácticas de higiene inadecuadas, o sistemas de control poco estrictos. El reglamento europeo establece los criterios microbiológicos aplicables a los productos alimentarios, esto es, normas de prevención y seguridad armonizadas, planes de toma de muestras, métodos de referencia, así como límites máximos permitidos.En definitiva, requisitos generales en virtud de los cuales no se comercializarán alimentos que no sean seguros, por lo que los operadores de las empresas alimentarias europeas se deben ceñir a estas exigencias y ofrecer garantías en calidad y seguridad alimentaria, desplegando sistemas de trazabilidad que les permitan retirar del mercado aquellos alimentos que no cumplan dichas normas. Destacar que, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), una gran mayoría de alertas por contaminación con Norovirus o virus de Hepatitis A provienen de alimentos importados por terceros países hacia la UE.

A nivel UE, el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF), una plataforma en red de la Unión Europea que garantiza el seguimiento transfronterizo de la información, permite reaccionar de manera rápida y eficiente cuando se detectan riesgos para la salud pública. Durante los primeros meses de este año 2018 se detectaron 14 casos de alerta por Norovirus en bivalvos, todos ellos por ostras vivas provenientes de Francia, y 4 casos en frutos rojos (fresas, arándanos y frambuesas), lo que desencadenó las actuaciones apropiadas por parte de las autoridades evitando que estos productos lleguen a los consumidores.
 
¿Por qué analizar virus en materia prima?
 
La transmisión alimentaria ocurre, por tanto, por ingesta directa de agua o alimentos contaminados, y por este motivo los operadores controlan las materias primas para garantizar la seguridad de los alimentos que llegan a sus instalaciones, su calidad, y las condiciones en las que fueron cultivados y manipulados, con el objetivo de verificar la presencia o no de estos patógenos y acometer las operaciones necesarias para nunca trasladarlos al consumidor en el producto final. Por ello, se ponen en marcha medidas preventivas y de control, en la detección de patógenos contaminantes en el producto desde su origen, en aspectos de higiene y gestión medioambiental, planes de limpieza y desinfección, o métodos de muestreo y análisis, recogidos en planes APPCC (Análisis de Puntos Críticos) hechos a medida.

ANFACO-CECOPESCA cuenta con varios laboratorios especializados en técnicas analíticas avanzadas, como las de Biología Molecular o Técnicas Cromatográficas. Todos los procedimientos realizados en ANFACO-CECOPESCA bajo acreditación cumplen con la normativa pertinente, y suponen un paso más en su trayectoria como un centro consolidado y de referencia internacional en tecnología analítica. La detección fiable de los posibles patógenos presentes en los alimentos está ampliamente demandada, tanto por las empresas vinculadas al sector alimentario como por las autoridades de control oficial, que necesitan de metodologías rápidas y robustas que permitan agilizar la liberación de lotes de producto al mercado con total seguridad.

En este sentido, ANFACO-CECOPESCA trabaja junto a la industria transformadora con sus más de 250 asociados, apoyándoles en el cumplimiento de sus obligaciones respecto al control y seguridad de sus productos y garantizando la calidad de los productos mar-alimentarios que se rigen bajo normativa.
 volver