• Fachada CYTMA
  • Cabecera latas
  • Frescos
  • Elaboracion atun
  • Pescas
  • lab
  • sala
  • Receta

Buscar en toda la web

CalendarioEventos

 
      
 
 
 
 

 
 
 

 


Noticias

ANFACO-CECOPESCA reitera la necesidad de incrementar el contingente erga omnes de lomos de atún, como factor esencial para mantener y generar empleo y valor añadido.

Vigo, 10 de julio de 2018. ANFACO-CECOPESCA recibe con sorpresa y lamenta que el Ministerio de agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) haya adoptado la posición de proponer el mantenimiento del nivel actual de 25.000 toneladas (0% de arancel) del contingente arancelario autónomo de lomos de atún para el nuevo periodo, como se desprende de la nota de prensa publicada por este Ministerio tras la reunión que dicha asociación mantuvo con el Ministro, D. Luis Planas Puchades, el 5 de junio.
Durante esta reunión, esta Asociación solicitó al MAPA que, en el marco de las negociaciones que se llevan a cabo para adoptar los nuevos contingentes arancelarios autónomos, defienda ante la UE el establecimiento de un contingente de lomos de atún dotado con una cantidad nunca inferior a 36.000 toneladas (0% de arancel), teniendo en cuenta las necesidades de abastecimiento de la industria transformadora de conservas de pescado y marisco y considerando también la tendencia hacia la liberalización de las conservas de atún en los Acuerdos Comerciales de la UE con Terceros Países.

La nota de prensa del MAPA apoya su decisión en la opción de favorecer el abastecimiento de materia prima mediante los acuerdos preferenciales.

En este sentido, la industria de conservas de atún ya se abastece de materia prima procedente de acuerdos preferenciales. Sin embargo, el abastecimiento disponible a través de los mismos no es suficiente para satisfacer las necesidades totales de la industria. Además aquellos países con acuerdos preferenciales y a su vez con industria de atún, priorizan su oferta al mercado de la UE en sus conservas de atún, producto donde el valor añadido es mayor, suponiendo, por tanto, una mayor competencia para la industria española.

Es necesario además clarificar que países con acuerdos preferenciales también se acogen a este contingente. Los beneficios arancelarios vienen condicionados, con la única exclusión de Papúa Nueva Guinea, al origen de la materia prima y los países, al tener un abastecimiento de materia prima originario limitado, priorizan normalmente la exportación de sus conservas de atún con beneficio arancelario y se acogen al contingente para los lomos de atún elaborados a partir de atún no originario.

Haciendo un análisis más específico por países con acuerdos de libre comercio, se puede afirmar que el abastecimiento de lomos de atún es limitado, por diferentes razones. Por ejemplo, Perú y Colombia son países con una limitada capacidad oferta de lomos de atún .Además, centran sus estrategias en el desarrollo de su industria de conservas, por lo que necesitan dicha materia prima para su propia producción. La problemática vinculada con el Dolphin Safe hace inviable el abastecimiento de lomos de atún de México.
 
Otro ejemplo serían los países ACP (Mauricio, Madagascar, Seychelles y Kenia), que exportan principalmente conservas de atún a la UE y si bien tienen contingentes no originarios para lomos de atún, su utilización es muy baja. Son los contingentes no originarios de conservas de atún abiertos para estos países los que se utilizan en mayor proporción.

El contingente arancelario autónomo es una medida no discriminatoria en cuanto a que su procedencia es erga omnes, por lo que la materia prima puede llegar de cualquier país que cumpla la normativa de la UE, condicionada también por las estrictas auditorías internas que realiza la industria de conservas en aras a garantizar su abastecimiento sostenible y con las máximas garantías de calidad y seguridad alimentaria.

La industria transformadora de conservas de pescado y marisco, cuyo principal productos es la conserva de atún, reivindica su derecho a ser competitiva y mantener su actividad industrial en el territorio nacional, generando valor añadido, empleo y reforzando su capacidad de internacionalización. Para ello, es premisa básica poder disponer de materia prima procedente de diversas fuentes de abastecimiento. No se trata pues de obtener ventaja alguna, sino de disponer de la materia prima imprescindible para competir en un mercado globalizado en el que existe una competencia feroz por parte de terceros países y en el que el abastecimiento es un factor crítico. Por tanto, el incremento de este contingente es fundamental.

 volver